Nosotros

Tenemos una pequeña historia que contarte

Somos un equipo bajo un denominador común: afrontar cada proyecto como un nuevo reto personal. El resultado son los propios resultados.

Somos Santiago Molina, director de estrategia, Daniel Escobar, director creativo, y Raúl Rodríguez, director de desarrollo. Fundamos Rockin´ Pixels en diciembre de 2014 fruto de la ilusión, la confianza y la complementariedad profesional. No nos unimos por casualidad. Nuestras carreras se cruzaron en el seno de Ingenia, una “tecnológica” que nos vinculó bajo el ala del departamento Internet y Nuevos Medios. Allí supimos que lo que hacíamos generaba un impacto positivo y que además disfrutabamos del vertiginoso ritmo que imponía una disciplina tan actual y cambiante como el marketing digital.

Con el tiempo, y una mochila cargada de experiencias y casos de éxito, asumimos el reto de crear nuestra propia marca y atreveros a discurrir en solitario. Aportamos conocimiento, experiencia y mimo en cada detalle de todo lo que hacemos. Creemos que cualquier idea puede convertirse en una experiencia digital única, y en ello nos afanamos día a día aunando inspiración, talento y un buen puñado de pixels. Tenemos como aliado el momento actual, esta explosión digital que se ha colado en nuestro día a día y que ha determinado irremediablemente nuestras pautas de consumo.

Rockin’ Pixels respira aire digital, de ahí el concepto que mejor nos define: la tecnocreatividad, o ensamblaje entre creatividad y tecnología, es decir, aprovechar las capacidades que ofrecen los nuevos medios digitales y ponerlas al servicio de la creatividad para obtener logros y resultados que además, pueden medirse. Integramos la capa técnica, algo que ofrecen pocas agencias creativas. Así, nuestra capacidad de respuesta a los interrogantes que plantea el universo digital en la realidad de nuestros clientes, es muy eficiente.

El buen hacer desde nuestro inicio ha llevado parejo un crecimiento constante de Rockin’ Pixels, incorporando nuevos miembros a su equipo. Entre nuestras credenciales, sumamos marcas nacionales e internacionales relevantes y nuestros cada vez menos diminutos tentáculos han llegado incluso a latinoamérica, donde hemos tenido la oportunidad de desarrollar servicios de UX. Analítica, estrategia, creatividad, desarrollo, posicionamiento… son solo algunos de los servicios que prestamos bajo el grito de guerra: we will, we will rock you.